Historia Adolfo Lazcano Pastelerias

En 1947 Adolfo Lazcano del Moral, su esposa e hijos, viajan a la capital procedentes de Valverde del Júcar, provincia de Cuenca, para emprender un negocio de venta ambulante de bollería, magdalenas y productos típicos conquenses, elaborados artesanalmente por ellos, para vender por los mercados de Madrid.

 

Posteriormente, en 1952, abren su primer establecimiento situado en la calle Sánchez Preciado.

 

En 1967 se trasladan a la Plaza de Castilla un establecimiento innovador en su época donde se introducen nuevas secciones : alta charcutería ,platos preparados y cafetería.